Por fin… Por fin empiezo. A veces, en la vida, todo empieza por empezar. Empezar a ser más humilde, más sincero, empezar a valorar más a los que te rodean, a llamar más, a besar más; empezar un proyecto, un trabajo, una idea; empezar una relación, un libro, un sueño… Empezar siempre es algo bonito, pero requiere de un mínimo de valentía y esfuerzo. Yo he juntado esas dos cosas y por fin me decido a escribir. A dejar los miedos atrás y a crear mi propio blog.

Un blog diferente. ¿Por qué? Porque soy una persona normal. Sí, una persona de las que no existen en redes sociales y abundan en la realidad. Una persona sin una vida perfecta, una persona normal.

Soy una chica normal. No tengo habilidades especiales. No os puedo enseñar a maquillar, a peinar, a cocinar, a jugar a la play, a dar consejos sobre la vida, el estrés, el amor. No tengo idea de moda, tendencias, cine, tecnología… No soy modelo, ni sé escribir, ni sé bailar… Puede parecer absurdo querer hacer un blog diciendo que no sabes de nada, aunque a mi parecer, puede ser una ventaja, puesto que ya hay miles de blogs de este tipo, dónde todo el mundo es perfecto y sabe de todo, por eso yo voy a crear un blog diferente, un blog normal.

No quiero alargarme mucho en mi primer post de presentación, así que sólo deciros que espero que me sigáis, que os sintáis identificados y que podamos compartir una vida normal de personas normales.

 

Siempre en línea,

Lilium

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone